La importancia de la hidratación en verano - Clínica Toscana
Medicina CapilarMedicina Estética

La importancia de la hidratación en verano

By 1 junio, 2022 No Comments

El consumo de líquidos es tan importante tanto a la hora de ejercitarnos como en nuestro día a día, y es que de la hidratación es insuficiente se pueden derivar consecuencias más peligrosas.

 

Aproximadamente un 60% de nuestro cuerpo está compuesto por agua, y son los nutrientes minerales que nos aporta precisamente lo que tenemos que reponer, sea cual sea la estación del año, y especialmente en verano debido al aumento de temperaturas.

 

La clave de la alimentación

 

Para reequilibrar el cuerpo, la hidratación con agua se debe acompañar con el consumo de frutas y verduras que aporten el requerimiento adicional de sales minerales. Por ejemplo, el potasio presente en la banana y el tomate y los cítricos son una excelente fuente de magnesio.

 

Lo ideal es agregar a la dieta frutas jugosas como la sandía o el melón y verduras de hoja verde que contengan mucha agua y fibra. Las posibilidades de combinación de las verduras para elaborar ensaladas son ilimitadas y se convierten en la mejor opción para un almuerzo rápido, fresco, nutritivo y liviano. Se pueden combinar con alimentos que aportan proteínas y no tantas calorías, además de semillas, legumbres y cereales integrales.

 

Es importante evitar fritos o preparaciones muy grasas, porque son de digestión muy lenta y pueden resultar pesados, especialmente en días de mucho calor.

 

 

Pero, ¿cuánta agua necesitamos para estar bien hidratad@s?

 

Lo cierto es que no hay una cantidad exacta de agua que debamos beber, aunque entre 1,5 litros y 2 litros al día suele ser el requerimiento habitual (más un extra los días en que practiquemos deporte). La forma más clara de saber si estamos bebiendo suficiente agua es mirando el color de nuestra orina; si es oscura y con olor fuerte, no estamos bebiendo lo necesario.

 

Debemos de ser conscientes de cuándo tenemos sed, porque ese es el momento en que nuestro cerebro nos está advirtiendo de que necesitamos hidratarnos. Y esto no siempre es fácil de determinar cuando el ritmo de vida nos supera, no siempre prestamos atención a la sensación de sed aunque estemos necesitando beber.

 

Las bebidas alcohólicas y/o cafeinadas no son la mejor opción para lograr una buena hidratación porque su efecto diurético aumenta la pérdida de agua por orina. Por eso, al hidratarse hay que elegir bebidas sin alcohol y sin azúcar, como el agua o las infusiones o zumos naturales de frutas (aunque sin abusar de estos últimos).

 

Recuerda que puedes pedir tu cita aquí o llamar al 934 878 640 para adaptarnos a tus objetivos y necesidades.

Leave a Reply