Ozonoterapia

TRATAMIENTOS

¿Qué es y para que sirve?

¿Qué es el ozono?

  • El ozono (O3) es simplemente oxígeno formado por tres átomos unidos entre sí, en vez de los 2 átomos del oxígeno normal del aire (O2). Se genera naturalmente en las capas de la atmósfera más altas, así como durante las tormentas eléctricas, ya que las chispas eléctricas, al contacto con el aire, generan ozono.
  • Al emplearse n Medicina (Ozonoterapia) no se usa ozono puro, sino mezclado, en distintas proporciones según la patología a tratar, con oxígeno medicinal.
¿Desde cuándo se usa el ozono?

  • Ya en la Primera Guerra Mundial se empezó a utilizar por ves primera como cicatrizante y potente desinfectante de heridas. Pero es en los últimos cincuenta años del siglo XX cuando se descubrieron otras importantes propiedades terapéuticas y aplicaciones: en Alemania desde los años 50 al aparecer los plásticos resistentes al ozono, en Rusia desde los años 70 y en Cuba desde los años 80. En España se empezó a utilizar a finales de los años 70 en el Hospital Universitario Sant Pau de Barcelona
  • La Ozonoterapia como tratamiento fue aprobado por la Comunidad Europea en 1997 (nº 46, 93/42/CEE). En el año 2001 se fundó la primera sociedad para la terapia con ozono (ACEOOT), apareciendo posteriormente otras dos sociedades (AEPROMO y SEOT) que en la actualidad se están mostrando muy activas en el estudio, promoción y regulación de dicha terapia
  • En España, en el año 2010 se ha realizado el primer documento de referencia internacional: la "Declaración de Madrid sobre Ozonoterapia" que constituye el resumen de las investigaciones científicas de diversos países y es el resultado de muchos años de práctica experimental y clínica
  • La Ozonoterapia es un acto médico que debe ser practicado exclusivamente por un profesional debidamente capacitado, implementado con rigor científico y utilizando protocolos de actuación previamente aprobados por asociaciones científicas como AEPROMO, y teniendo como referencia la Declaración de Madrid sobre Ozonoterapia
  • Para ampliar sobre las evidencias científicas que fundamentan el uso clínico de la Ozonoterapia, consultar http://www.aepromo.org o bien http://www.seot.es
¿Qué efectos produce el ozono en el organismo?

  • Activador circulatorio: tras el tratamiento con ozono la sangre mejora su capacidad para circular a través de los capilares más estrechos al flexibilizar la membrana de los glóbulos rojos, aumentando la capacidad oxigenante de la sangre
  • Revitalizante: estimula la "glicolisis" o aprovechamiento de los azúcares, que es la fuente fundamental de energía para todas las células
  • Antioxidante: regula el estrés oxidativo celular contribuyendo a combatir los radicales libres
  • Inmunomodulador: el ozono modula la actividad autoinmune para mantener el sistema inmune (de defensa) en estado activo. Por ello que no se observan efectos adversos con la aplicación de este tratamiento
  • Regenerador de tejidos: por ello es muy útil en la cicatrización de lesiones, úlceras y también en medicina estética
  • Analgésico y antiinflamatorio: neutraliza los mediadores neuroquímicos de la sensación dolorosa, y facilita la metabolización y eliminación de mediadores inflamatorios
  • Germicida: Inactiva o elimina gérmenes o microorganismos patógenos: bacterias, hongos y virus. Como ya es sabido, el ozono es un potentísimo desinfectante.
¿Cuáles son sus aplicaciones médicas?

  • Sin pretender aportar soluciones milagrosas, la Ozonoterapia puede ser una excelente ayuda en múltiples situaciones médicas.
  • Traumatología y Reumatología:

    • Hernia discal y otros problemas de disco
    • Artritis y reumatismo articular
    • Fibromialgia y síndrome de fatiga crónica
    • Dorsalgia (dolor de la parte superior de la espalda), lumbalgias (lumbago), ciatalgias (comúnmente conocidas como "ciática")
    • Artrosis da cadera, de rodilla, de cervicales, y de cualquier otra localización
    • Tendinitis, sinovitis, bursitis, trocanteritis, epicondilitis (codo de tenista)
    • Dolor de pubis, bursitis isquiática, fibrosis tras cirugía, etc.
  • Medicina Interna:

    • Dislipemias (colesterol o triglicéridos elevados)
    • Hepatitis
    • Colitis ulcerosa
    • Tratamiento conservador de fisuras anales
  • Neurología:

    • Migrañas y ciertos tipos de cefalea
    • Neuralgia del nervio trigémino, neuralgias (dolor crónico en un nervio) tras un herpes zóster u otros, o bien tras accidentes y traumatismos
    • Ayuda para intentar mejorar el riego cerebral en depresión, etc.
    • Neuropatías tras quimioterapia
  • Aparato circulatorio:

    • Insuficiencia venosa en piernas, varices, arañas vasculares
    • Flebitis o tromboflebitis reciente
    • Úlcera diabética, pie diabético, úlceras o llagas de decúbito (escaras por permanecer sentado a tumbado crónicamente), gangrena, etc.
    • Enfermedades vasculares degenerativas
  • Cardiología:

    • Cardiopatía isquémica, angina de pecho
    • Hipertensión arterial
  • Aparato respiratorio:

    • Ciertos tipo de asma bronquial
    • Bronquitis crónica en fumadores o por otras causas
  • Oftalmología:

    • Glaucoma, neuropatía óptica
    • Degeneración macular asociada a la edad
    • Retinosis pigmentaria
  • Geriatría:

    • Ayuda para intentar mejorar el riego cerebral en demencia senil y Alzheimer
    • Ayuda para intentar mejorar el riego cerebral en arteriosclerosis
    • Ayuda para intentar mejorar el riego cerebral en Parkinson
  • Medicina Estética y Dermatología:

    • Celulitis
    • Eczemas, dermatitis atópicas y psoriasis
    • Herpes simples y zóster
    • Úlceras por herpes y virus cutáneos, onimicosis (hongos de las uñas)
    • Quemaduras y cicatrización de todo tipo de heridas
    • Ciertos tipos de alopecia
  • Ginecología:

    • Inflamación crónica de la pelvis, vulvovaginitis de repetición
    • Infecciones genitourinarias por virus, hongos/bacterias (candidiasis vaginales, etc.)
  • Sistema inmunitario o de defensa:

    • Amigdalitis crónica, faringitis infecciosa
    • Odontología: gingivitis (infección de las encías), alveolitis dentarias (infección del hueso donde se aloja el diente)
    • Como ayuda en la radioterapia y quimioterapia contra el cáncer
¿Cómo se administra?

  • Este tratamiento requiere una visita previa exhaustiva para valorar el caso y su idoneidad para ser el tratamiento con ozono, además de para valorar si se debe realizar o no, ya que se debe contraindicar si existen ciertas enfermedades
  • En función de la patología a tratar, el tratamiento de ozonoterapia se administra directamente en sangre, dentro o alrededor de las articulaciones, por vía intramuscular, e incluso, para tratar ciertos cuadros, se insufla directamente en el recto o en la vagina (para tratar candidiasis vaginales, por ejemplo), a través de una fina microcánula
  • En dependencia del estado del paciente y del caso concreto, pueden combinarse una o más técnicas de aplicación
  • El número y frecuencia de sesiones depende del problema a tratar, así como de la evolución, y puede variar entre 4 y 10 sesiones espaciadas de varios días entre sí, dependiendo de cada caso.


Logo

Centro de Medicina Estética autorizado por el Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya con el número E08802325