Unidad de Láser Ginecológico

TRATAMIENTOS

¿Qué es y para que sirve?

  • La tecnología láser IncontiLase® de Fotona® permite tratar la incontinencia urinaria femenina de esfuerzo en los grados iniciales.
  • La incontinencia urinaria de esfuerzo de la mujer se define como la pérdida involuntaria de orina al estornudar, toser o realizar esfuerzos físicos o deportivos, o simplemente al caminar o cambiar repentinamente de postura.
  • Esta patología benigna puede afectar de modo importante a su calidad de vida.
  • Esta técnica no requiere de ninguna cirugía y consiste en administrar la energía específica de este tipo de láser sobre el tejido de la pared anterior de la vagina y de la uretra, estimulando la producción natural de colágeno en esta área.
  • Así se tensa y contrae dicho tejido de la mucosa vaginal, y aumenta el sostén de la porción distal de la uretra. Ello genera un aumento de la capacidad de continencia urinaria.


¿Cómo se aplica?

  • No se requiere ninguna preparación especial antes del tratamiento.
  • La sesión de láser se realiza de manera rápida e indolora gracias a la simple aplicación de una anestesia en crema y sin incisiones ni suturas.
  • La recuperación rápida sin necesidad de analgésicos ni antibióticos.
  • La paciente regresa inmediatamente a sus actividades diarias habituales.
  • Se suelen requerir 2 sesiones, espaciadas entre sí de 8 semanas.


¿Qué resultados voy a obtener?

  • Los estudios realizados y publicados muestran que:

    • Se llegan a restaurar las funciones habituales de continencia, la paciente vuelve a sentirse seca.
    • En 4 meses cerca del 70% de las pacientes consiguen una recuperación completa.
    • Mejora la calidad de vida.


Posibles efectos adversos

  • En los diferentes estudios publicados, no se describen efectos adversos para esta técnica, empleada por especialista ginecólogos expertos.
  • El riesgo más importante es que un/a especialista en Ginecología no haya realizado el estudio previo adecuado para determinar el grado de incontinencia que existe, a fin de saber si habrá buena respuesta al tratamiento láser o si ya debe indicarse el tratamiento quirúrgico como única opción.


¿Para quién está indicado?

Para aquellas mujeres que tienen incontinencia de esfuerzo leve o moderada y deseen solucionar ese problema de una forma definitiva sin tener que recurrir a la cirugía.

¿Qué es y para que sirve?

  • Con la edad se producen cambios naturales en la tonicidad y funcionalidad vaginal. Los embarazos, los partos, las modificaciones hormonales o incluso causas de tendencia hereditaria también pueden acelerar este fenómeno.
  • El Síndrome de Relajación Vaginal provoca una alteración en los tejidos de sostén de la pared vaginal, que pierde firmeza y se vuelven laxas, lo cual hace que el placer disminuya durante el coito vaginal, pudiendo afectar de modo importante a la esfera psicosexual de la mujer.
  • Además puede acompañarse de incontinencia urinaria o de un descolgamiento de la vejiga o del recto a través de las paredes vaginales (se considera) un escalón previo al prolapso genital.
  • La tecnología láser IntimaLase® de Fotona® permite tratar el Síndrome de Relajación Vaginal. Esta vanguardista técnica no requiere de ninguna cirugía y consiste en administrar la energía específica de este tipo de láser sobre el tejido de toda la pared de la vagina (en 360º), estimulando su producción natural de colágeno. Así, la mucosa se engrosa y aumenta la presión interior vaginal.
  • Ello revierte en una mayor tensión y capacidad de contracción de la vagina, aumentando la sensación de roce al realizar el coito vaginal.


¿Cómo se aplica?

  • No se requiere ninguna preparación especial antes del tratamiento.
  • La sesión de láser se realiza de manera rápida e indolora gracias a la simple aplicación de una anestesia en crema y sin incisiones ni suturas.
  • La recuperación rápida sin necesidad de analgésicos ni antibióticos.
  • La paciente regresa inmediatamente a sus actividades diarias habituales.
  • Las relaciones sexuales se pueden retomar a los 15 días.
  • Se suelen requerir 2 sesiones, espaciadas entre sí de 8 semanas.


¿Qué resultados voy a obtener?

  • De entrada, es un tratamiento preventivo al reforzar la pared vaginal, ya que ayuda a evitar el descenso del suelo pélvico y prevenir ciertos tipos de incontinencia urinaria y de prolapso vaginal.
  • Al disminuir el diámetro interior de la vagina, si se realiza después de cada parto, puede ayudar a corregir el exceso de amplitud de dicho diámetro vaginal.
  • Los estudios realizados y publicados muestran que:

    • El 95% de las pacientes refieren una capacidad de tensado vaginal entre moderada y fuerte.
    • El 70% de las parejas calificaron de excelente la mejoría en sus relaciones sexuales.
    • El 79,6% de las pacientes que mejoraron se sienten satisfechas o muy satisfechas con el resultado obtenido.


Posibles efectos adversos

  • En los diferentes estudios publicados, no se describen efectos adversos para esta técnica, empleada por especialista ginecólogos expertos.
  • El riesgo más importante es que un/a especialista en Ginecología no haya realizado el estudio previo adecuado para realizar un diagnóstico adecuado sobre el problema y las causas que lo han originado, a fin de determinar si habrá buena respuesta al tratamiento láser o si debe indicarse otro tipo de tratamiento.


¿Para quién está indicado?

Para aquellas mujeres que quieren recuperar el tono y firmeza de su vagina y aumentar la calidad en las relaciones sexuales.

Logo

Centro de Medicina Estética autorizado por el Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya con el número E08802325