Cirugía estética corporal masculina

TRATAMIENTOS

¿Qué es y para que sirve?

  • La liposucción o lipoescultura es el procedimiento quirúrgico que persigue eliminar o minimizar depósitos de grasa acumulada en distintas áreas corporales: brazos, abdomen, caderas, muslos, rodillas, tobillos, cara y cuello, etc.
  • No sirve para tratar la obesidad, ni un sustituto a la pérdida de peso cuando es necesario. En realidad debe entenderse como un complemento para hombres delgados, con hábitos correctos de alimentación y ejercicio, que desean homogeneizar le contorno de su cuerpo en ciertas partes donde existen pequeños cúmulos de grasa.


¿Cómo se aplica?

  • Esta intervención requiere una visita previa exhaustiva para decidir la estrategia quirúrgica más adecuada para cada caso, y, especialmente para el caso del abdomen, donde el problema estético puede estar provocado porque los músculos están cedidos o porque el exceso de grasa está en el interior, con lo que debería contraindicarse esta intervención y proponerse otro tratamiento
  • Antes de la intervención siempre será necesario realizar unos exámenes preoperatorios para comprobar la idoneidad del estado de salud del paciente para afrontar la cirugía
  • Existen diferentes técnicas, desde las clásicas que consisten en la simple extracción de grasa para descargar zonas, hasta las más vanguardistas que se asisten de una cánula laser para trabajar la piel. Cada técnica tiene una indicación específica en función del tipo de piel, de dónde se localiza la grasa, etc. No existen técnicas buenas no malas, en cada caso debe emplearse la técnica más adecuada. Por eso la valoración previa es tan importante
  • Todas las técnicas requieren realizar unas pequeñas incisiones de pocos milímetros, por las que se introducen pequeñas cánulas y sondas que preparan la grasa para ser aspirada y moldeada la zona. Estas incisiones se suturan con puntos muy finos que se suelen retirar a los 10 días aproximadamente, y que suelen dejar cicatrices mínimamente perceptibles
  • La duración de esta intervención es variable, según el volumen de grasa a extraer y las zonas a tratar, pero en general oscila entre 1 y 3 horas. En función de éste y otros factores, puede realizarse con anestesia local y sedación, anestesia peridural u otros procedimientos
  • La liposucción o lipoescultura se realiza en quirófano. En función de la técnica anestésica y del volumen a extraer, puede realizarse de forma ambulatoria o bien ser necesaria una hospitalización de 24 horas. El paciente vuelve a casa con una faja compresiva que en general debe llevar durante 4 semanas.


¿Qué resultados voy a obtener?

  • El trabajo de remodelación corporal se realiza de manera diferente para pacientes femeninos y masculinos
  • Es una técnica efectiva para conseguir un contorno corporal estéticamente armónico con mínimas cicatrices. Como la grasa abulta mucho más de lo que pesa, el resultado debe entenderse, más que en términos de peso, en términos de volumen
  • Debe valorarse el resultado definitivo al cabo de unos meses y éste puede ser permanente siempre que se mantenga una alimentación adecuada y se practique deporte de manera habitual
  • Esta técnica no debería realizarse en personas obesas o con inestabilidad de peso, que requieren otra serie de tratamientos para mejorar hábitos saludables.


Posibles efectos adversos

  • Ninguna cirugía está exenta de complicaciones, aunque la liposucción o lipoescultura actualmente se ha convertido en una de las técnicas más seguras
  • Los riesgos de sangrado o de infección son actualmente muy bajos, y se pueden minimizar aún más con tratamiento antibiótico después de la cirugía
  • La inflamación empieza a ceder en unas semanas, aunque el postoperatorio no es doloroso en general (los pacientes describen una sensación de agujetas)
  • La piel excesivamente fláccida o excedente es una limitación para poder aportar unos resultados óptimos, y debe valorarse previamente la idoneidad del procedimiento para estos casos.


¿Para quién está indicado?

Para aquellos hombres que quieran mejorar el contorno del cuerpo de una forma rápida y eficaz y que no presenten obesidad ni ausencia de peso estable.

¿Qué es y para que sirve?

  • La ginecomastia (del griego gyné o gynaikós, "mujer", y mastos, "pecho"), se refiere al pecho de hombre aumentado y de aspecto femenino. Es una patología cada vez más común que puede afectar a una o a las dos mamas, y muy a menudo acompleja de manera importante a los hombres que la presentan
  • Entre las posibles causas figuran desde la obesidad y alimentación desequilibrada, la predisposición genética, los desajustes hormonales que aparecen en la adolescencia, o el consumo de anabolizantes
  • La mama está formada por dos tipos de tejidos, que en el hombre habitualmente se desarrollan muy poco: la glándula mamaria y la grasa. Así, en función de qué componente se ha desarrollado en exceso, se definen tres tipos de ginecomastia:

    • Ginecomastia grasa: exceso de desarrollo del componente graso de la mama, que genera una mama de tacto blando y una piel suele tener un cierto componente de flacidez, incluso verdadero descolgamiento. Suele ser provocada por la obesidad o la alimentación desequilibrada.
    • Ginecomastia glandular: exceso de desarrollo de la glándula mamaria, que genera una mama de tacto duro y en ocasiones doloroso. Es la que suele aparecer por el consumo de anabolizantes.
    • Ginecomastia mixta: exceso de desarrollo de ambos componentes (graso y glandular). Se da típicamente en la adolescencia.


¿Cómo se aplica?

  • De forma práctica, casi todas las ginecomastias se consideran mixtas, pero en cado caso predomina más un componente que otro, y eso es lo que determina el tipo de tratamiento quirúrgico para resolverlo:

      Cuando existe sobre todo un componente graso, la técnica de elección es la liposucción o lipoescultura . Permite eliminar toda la grasa, devolviendo al pecho la forma normal. Además evita complicaciones de otras técnicas como las desigualdades o las cicatrices anómalas.
    • Cuando hay un predominio del componente glandular, la técnica de elección es la mastectomía subcutánea. Consiste en la extirpación de toda la glándula mamaria a través de una pequeña incisión en la parte inferior de la areola o pezón.
    • Si, además de eliminar los excesos que hay en cada caso, se desea modificar completamente la forma del pectoral y lograr un aspecto musculado, a la vez puede implantarse una prótesis pectoral.
  • Esta intervención requiere una visita previa exhaustiva para decidir la estrategia quirúrgica más adecuada para cada caso. En ella se realiza un imprescindible estudio anatómico pormenorizado sobre el punto de partida de cada pectoral, y del volumen torácico que se desea en relación con el resto de proporciones del cuerpo (altura, peso, complexión, diámetro del tórax, diámetro de la cadera, etc.), a fin de obtener un resultado natural y proporcionado
  • Antes de la intervención siempre será necesario realizar unos exámenes preoperatorios para comprobar la idoneidad del estado de salud del paciente para afrontar la cirugía
  • La duración de esta intervención es variable, pero en general es de entre 1 y 2 horas, y se realiza, dependiendo de cada caso, con anestesia general, o con anestesia local y sedación. En función de la anestesia requerida, bien se suele recomendar una hospitalización de 24 horas, o se realiza de modo ambulatorio sin hospitalización. El paciente vuelve a casa con una faja torácica, como un chaleco, que en general debe llevar durante unas 4 semanas
  • Los puntos de sutura se retiran a los 10 ó 15 días
  • En función de cada paciente, el dolor postoperatorio inmediato puede ser mayor o menor, pero se suele controlar bien con el empleo de antiinflamatorios, y en general se suele percibir como unas simples agujetas. La inflamación empieza a disminuir a los 15 días y durante los mismos no se puede hacer esfuerzos con los brazos
  • La reincorporación al trabajo depende de la actividad física que se desempeñe. Si el trabajo es de oficina, en menos de una semana se puede reiniciar la actividad pero si en el trabajo se realizan esfuerzos con los brazos, puede que sea necesario esperar una semana o más para reincorporarse
  • No debe practicarse deporte durante el primer mes después de la cirugía, y, si se ha implantado una prótesis pectoral, no se deben practicar ejercicios de hipertrofia pectoral durante los dos primeros meses.


¿Qué resultados voy a obtener?

Es un procedimiento de Cirugía Estética que permite remodelar el tamaño y forma del pectoral masculino de modo natural y proporcionado, con resultados perceptibles de inmediato y con una buena recuperación. Se considera una cirugía definitiva de gran éxito.

Posibles efectos adversos

  • Ninguna cirugía está exenta de complicaciones, aunque las técnicas más avanzadas hacen de este procedimiento una técnica muy segura
  • Si en las primeras horas se acumula sangre en los tejidos intervenidos, se soluciona ya en clínica mediante la evacuación del hematoma
  • Además de las molestias e inflamación inicial, los primeros días también hay riesgo de infección aunque la toma de antibióticos minimiza este riesgo, y posibilidad de alteraciones de la sensibilidad del pezón, que suelen ser temporales y resolverse bien con el tratamiento adecuado
  • Las cicatrices, como se ha comentado, en función de la vía de abordaje que se utilice, se camuflan más o menos, y serán más o menos perceptibles también dependiendo de la predisposición personal y de otros factores como el tabaco. En general, pasado el tiempo necesario, son muy poco visibles
  • Durante las primeras semanas existe el riesgo de la aparición de un seroma, que es la complicación más frecuente en esta intervención, y consiste en la acumulación de un líquido claro en el espacio intervenido. Se produce cuando no se realiza el reposo necesario en el postoperatorio inmediato, y se resuelve adecuadamente con el tratamiento adecuado.


¿Para quién está indicado?

Para aquellos hombres que quieran mejorar el volumen y la forma de sus pectorales de una forma rápida y eficaz, mejorando así su calidad de vida.

¿Qué es y para que sirve?

  • El glúteo es un región anatómica formada por tres estructuras: los músculos glúteos (mayor, mediano y menor), la grasa que existe entre éstos y la piel, y la propia piel
  • Es importante definir esto para comprender las diferentes deformidades que, bien por nacimiento, por la falta de deporte, por pérdidas grandes de peso, o por el envejecimiento de los tejidos, pueden aparecer: glúteo de tamaño pequeño, con poca proyección (glúteos aplanados), con deformidades en el contorno (oquedades en los lados), glúteos caídos o con exceso de piel
  • La gluteoplastia es la intervención que permite aportar a los glúteos la forma proporcionada al resto del contorno corporal.


¿Cómo se aplica?

  • Se definen 3 técnicas de gluteoplastia:

    • La gluteoplastia con prótesis constituye la técnica clásica y básicamente permite, mediante la colocación de una prótesis específica entre los músculos glúteo mayor y mediano (así no es ni visible ni palpable), aumentar el volumen del glúteo. Dicha prótesis se implanta mediante una pequeña incisión situada entre los dos glúteos, por lo que se camufla totalmente. Esta técnica permite dar volumen sobre todo a la parte superior del glúteo. Su mayor inconveniente es que no permite cambiar la forma del glúteo porque las prótesis tienen una forma estándar y a veces tienen una adaptación variable a la anatomía de cada persona, por lo que no es una buena solución para glúteos alargados o con hundimientos o un glúteo poco armónico será mucho más difícil corregir los defectos. El postoperatorio de esta intervención es en general más complicado con esta técnica, pero es la que debe elegirse si las otras dos no son viables (en personas muy delgadas, por ejemplo, que no tienen suficiente grasa donante en otras zonas del cuerpo).
    • La gluteoplastia con grasa constituye la técnica más moderna de gluteoplastia y la que mejores resultados proporciona. Supone extraer la grasa de una zona "donante" del cuerpo con un método parecido al de una liposucción. Esta grasa se purifica y posteriormente se introduce en las zonas del glúteo cuya forma se debe mejorar, de manera 100% adaptada al inestetismo específico. Como sucede con las liposucciones, las incisiones, y con ello las cicatrices, son mínimas y en general acaban siendo imperceptibles. Además, al extraer grasa sobrante de otra zona, se mejora a la vez la estética de la zona donante. El gran inconveniente como se ha señalado, es que no puede realizarse en personas muy delgadas, que no tienen suficiente grasa donante en otras zonas del cuerpo.
    • La gluteoplastia con colgajos es una técnica muy específica que permite aumentar y armonizar el glúteo cuando sobra mucha piel y está muy descolgado. Según el caso las incisiones van en la zona del pliegue superior del glúteo, o a nivel del pliegue inferior. A través de ellas se movilizan los tejidos de alrededor para dar una forma más redondeada al glúteo y poder levantarlo. Está especialmente indicada en personas que han sufrido una cirugía bariátrica y/o han perdido mucho peso.
  • Por todo lo expuesto, esta intervención requiere una visita previa exhaustiva para decidir la estrategia quirúrgica más adecuada para cada caso
  • Antes de la intervención siempre será necesario realizar unos exámenes preoperatorios para comprobar la idoneidad del estado de salud del paciente para afrontar la cirugía
  • La duración de esta intervención es variable, según el volumen de grasa a extraer y las zonas a tratar, pero en general oscila entre 2 y 3 horas, y suele realizarse con anestesia general o peridural. Se suele requerir una hospitalización de 24 horas. El paciente vuelve a casa con una faja compresiva, tipo pantalón de ciclista, que en general debe llevar durante 4 semanas. Se tendrá que dormir boca abajo durante 2 días si se realiza una gluteoplastia con grasa, y durante una semana si se realiza mediante prótesis
  • Las incisiones se suturan con puntos muy finos que se suelen retirar a los 10-15 días aproximadamente, y que suelen dejar cicatrices en general mínimamente perceptibles
  • No puede practicarse deporte durante el primer mes después de la cirugía
  • Aunque el cambio se percibe de modo inmediato, el resultado definitivo se va consolidando en los meses siguientes.


¿Qué resultados voy a obtener?

  • El trabajo de remodelación glútea se realiza de manera diferente para pacientes femeninos y masculinos, y en función de la complexión específica de cada persona
  • Escogiendo la técnica más adecuada para cada caso, se consigue un contorno glúteo estéticamente armónico y con mínimas cicatrices, con una remodelación de la silueta personalizada para cada caso.


Posibles efectos adversos

  • Las técnicas de gluteoplastia son muy seguras, pero requieren de manos expertas. Pese a ello, ninguna cirugía está exenta del riesgo de complicaciones
  • Además de la inflamación y morados, si debe implantarse material protésico, existe riesgo aumentado de infección, y para prevenirla es necesario tomar un antibiótico y hacer caso a las recomendaciones. Además pueden aparecer alteraciones de la sensibilidad cutánea o complicaciones de la cicatriz, que manejadas adecuadamente y por un profesional experto, se suelen resolver adecuadamente
  • Si en las primeras horas se acumula sangre en los tejidos intervenidos, se soluciona ya en clínica mediante la evacuación del hematoma
  • El postoperatorio varía mucho en función de la técnica que se requiera. La gluteoplastia con prótesis es la que comporta más dolor e inflamación, y también puede aparecer contractura capsular (la membrana que genera el cuerpo alrededor de las prótesis se endurece), pero puede resolverse con el tratamiento adecuado. La gluteoplastia con grasa tiene una recuperación más ligera, similar a la de una liposucción. La gluteoplastia con colgajos tiene un postoperatorio que se encuentra entre los de las otras dos.


¿Para quién está indicado?

Para hombres que quieran mejorar la forma de sus glúteos de una forma rápida y eficaz.

¿Qué es y para que sirve?

  • El descolgamiento excesivo de la piel del escroto puede ocasionar una incomodidad física (para realizar algunos deportes y prácticas sexuales, al cruzar las piernas, o al sentarse o conducir durante mucho rato seguido, etc.), o estéticas (aspecto envejecido de los testículos, complejo psicológico, etc.)
  • La escrotoplastia o lifting escrotal es el procedimiento quirúrgico que elimina el exceso de la piel que recubre los testículos (escroto), devolviéndoles un aspecto más elevado y rejuvenecido. Es una intervención totalmente superficial que no afecta a los testículos.


¿Cómo se aplica?

  • Esta intervención requiere una visita previa exhaustiva para decidir la estrategia quirúrgica más adecuada para cada caso
  • Antes de la intervención siempre será necesario realizar unos exámenes preoperatorios para comprobar la idoneidad del estado de salud del paciente para afrontar la cirugía
  • La duración de esta intervención es breve, de alrededor de 1 hora o menos, y se suele realizar con anestesia local y sedación. No se suele requerir una hospitalización. El paciente vuelve a casa con una prenda compresiva en la zona, que en general debe llevar durante unas semanas
  • La incisión depende de cuánta piel sobra y de la anatomía de cada paciente. Se suele localizar en el ángulo entre la base del pene y los testículos, o en otras localizaciones en función del caso, y en general con el tiempo se disimula perfectamente. Los puntos de sutura suelen ser reabsorbibles y por ello no es preciso retirarlos
  • Puede haber durante primeros días, una molestia parecido a las agujetas en la zona operada. La inflamación empieza a disminuir a la semana
  • Debe mantenerse una adecuada higiene de la zona intervenida siguiendo las recomendaciones médicas
  • La reincorporación al trabajo es casi inmediata
  • No puede practicarse deporte intenso durante el primer mes después de la cirugía.


¿Qué resultados voy a obtener?

El estiramiento de la piel del escroto es un eficaz método de devolver un aspecto rejuvenecido al área genital masculina.

Posibles efectos adversos

  • Ninguna cirugía está exenta de complicaciones, aunque la sencillez de esta técnica hace de esta intervención una técnica muy segura
  • Los primeros días, como en cualquier procedimiento quirúrgico, existe riesgo de infección y normalmente se proporciona un antibiótico para evitarla y se pautan unas curas sencillas. También se puede acumular un líquido claro (lo que técnicamente se denomina seroma), que mediante el tratamiento específico se resuelve sin más problemas.


¿Para quién está indicado?

Para aquellos hombres que deseen eliminar la piel sobrante de su escroto y proporcionarle un aspecto firme y rejuvenecido a sus genitales.

Logo

Centro de Medicina Estética autorizado por el Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya con el número E08802325