Nariz

TRATAMIENTOS

¿Qué es y para que sirve?

  • El objetivo de la rinoplastia estética es conseguir una nariz integrada dentro del resto de la cara y proporcionar una armonía en el rostro
  • En otros casos la rinoplastia se realiza para tratar la dificultad al respirar, o para corregir secuelas de traumatismos o defectos de nacimiento
  • Para corregir la forma de la nariz hablamos fundamentalmente de dos grupos de técnicas: la rinoplastia y la rinoseptoplastia:

    • En la rinoplastia sólo cambiamos la forma de la parte más externa de la nariz: los huesos y cartílagos más superficiales. Permite una recuperación rápida y poca inflamación, y se suele poder hacer un abordaje desde dentro de la nariz, las incisiones son internas.
    • En la rinoseptoplastia damos forma a todas las estructuras de la nariz, tanto las más externas como las más internas. Es la cirugía que se necesita cuando queremos hacer cambios más importantes o cuando el tabique nasal está muy desviado y hace que la nariz se tuerza. Suele requerir técnicas abiertas, lo que significa que las incisiones se realizan por dentro de la nariz pero también con una muy pequeña por fuera, en la parte inferior, por lo que la cicatriz que deja suele pasar inadvertida,
    • En ciertos casos, esta intervención se asocia a la Mentoplastia o cirugía de aumento de la proyección del mentón, a lo cual se denomina Perfiloplastia por la gran armonización del perfil que aportan ambas cirugías conjuntas en los casos en que está indicada.


¿Cómo se aplica?

  • La rinoplastia es una intervención que requiere una visita previa muy exhaustiva y larga. No sólo se tienen que determinar los defectos estéticos que puede tener una nariz, sino también las modificaciones que pueden afectar a la estética global y la armonía de la cara, así como la función respiratoria de la nariz. La nariz es un elemento central de la cara y sus modificaciones afectan mucho a nuestra imagen, por ello es obligatorio ser muy cuidadoso con el diagnóstico
  • Antes de la intervención siempre será necesario realizar unos exámenes preoperatorios para comprobar la idoneidad del estado de salud del paciente para afrontar la cirugía. A veces también es necesario hacer un TAC nasal para ver como están las estructuras internas de la nariz
  • La anestesia que se utiliza normalmente es la general, aunque en algunos casos también se puede utilizar la anestesia local con sedación. La duración de la intervención es de 1 a 2 horas. Después de la intervención se colocan unos tapones nasales, unas tiritas y una férula nasal. El alta del hospital se da el mismo día o al día siguiente, dependiendo del tipo de intervención que se haya realizado y de cada caso
  • El postoperatorio es muy variable en la cirugía de la nariz, puede haber inflamación y morados más importantes, y en otros casos la recuperación es más rápida. Al contrario de lo que la gente piensa, el postoperatorio no es doloroso, y de hecho, pocos los pacientes requieren analgésicos al alta. De la clínica se sale con una tiritas que cubren la nariz y que se mantendrán durante 2 semanas aproximadamente; una férula nasal que cubre el área del dorso nasal, y que se mantendrá durante 1 semana aproximadamente y unos tapones nasales que se llevarán durante 24-48h
  • En el caso de las rinoplastias internas, no hay puntos para retirar. En las que requieren abordaje externo, se requieren unos pequeños puntos que se retiran a los 10-15 días
  • Se recomienda no practicar deporte durante el primer mes después de la intervención.


¿Qué resultados voy a obtener?

  • Las técnicas de rinoplastia son seguras y permiten buenos resultados. Se considera una nariz estética aquella que "pasa desapercibida" en un rostro y permite que destaquen otros rasgos, como la mirada o la sonrisa
  • En el caso de ser una operación estética, mejora considerablemente la armonía del rostro, aportando un equilibrio en las facciones. En el caso de ser una operación por motivos médicos, mejora significativamente la calidad de vida del paciente.


Posibles efectos adversos

  • Ninguna cirugía está exenta de complicaciones, aunque la rinoplastia actualmente se ha convertido en una de las técnicas más seguras
  • Cuando se sacan los tapones nasales existe el riesgo de que la nariz vuelva a sangrar. La solución a este problema es muy sencilla, se vuelve a taponar la nariz durante 24h más
  • También hay riesgo de infección. El riesgo de infección se da sobre todo durante los primeros días, por ello es necesario tomar un antibiótico y hacer caso a las recomendaciones
  • Otro riesgo de la rinoplastia es la cicatrización secundaria. La nariz está formada por tejidos vivos. Esto significa que un resultado perfecto se puede ir desviando con el paso de los días, e incluso, durante los primeros meses. Por eso es muy importante ir a los controles, para detectar de forma rápida los primeros signos de desviación de la nariz y poner remedio, ya que, en cirugía plástica se suele decir que el cartílago es un órgano vivo que tiene "memoria", y puede tender a volver a su posición original antes de la cirugía. A veces, estas pequeñas desviaciones pueden necesitar algún retoque pasados los primeros meses para consolidar el resultado
  • Cuando se comprende que la nariz armónica es aquella que "pasa desapercibida" en un rostro y permite que destaquen otros rasgos, como la mirada o la sonrisa, para que no se note operada, esta intervención proporciona unos excelentes y naturales resultados.


¿Para quién está indicado?

Para todas aquellas personas que quieren mejorar su aspecto físico equilibrando las proporciones y/o ciertas funciones de su nariz de una forma definitiva.

Logo

Centro de Medicina Estética autorizado por el Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya con el número E08802325