Kobido.
Tu rostro más firme a partir de antiguas técnicas de masaje japonesas

Estamos muy content@s de anunciar que por fin a partir del 28 de febrero el Kobido se sumará a la carta de tratamientos que tenemos en nuestra clínica. Estamos hablando de técnicas de masaje japonesas que nos dan la opción de hacer un lifting facial prescindiendo de la cirugía.

Este es un tratamiento milenario, con el que las emperatrices japonesas embellecían sus rostros. La técnica llegó a Japón hacia el año 1300, y se instituyó como masaje exclusivo de los miembros del imperio, incluso los samurais lo utilizaban para calmar su mente después de intensas batallas.

Se trata de estimular durante una hora la musculatura profunda de la cara para conseguir mejorar circulación y el movimiento de la linfa que transportan oxígeno y nutrientes hasta las células de la piel y propiciando la eliminación eficiente de bacterias y toxinas.

Para obtener estos resultados, el kobido se divide en las siguientes fases:

  1. Limpieza del rostro y preparación de la piel para un drenaje posterior
  2. Estiramiento de la piel mediante la fricción suave que hace que recupere su luminosidad, y disimula las arrugas de expresión y las bolsas de los ojos.
  3. Lifting mediante un aumento de la velocidad del masaje sin provocar dolor que suaviza los surcos de la piel.
  4. Relajación del tejido muscular mediante la presión sobre puntos del rostro que combaten el estrés.

Así es como conseguimos relajar las contracturas del tejido muscular, atenúar y corrige las arrugas, así como la flacidez facial, y elimina las células muertas, aumentando así la luminosidad de tu piel, así como su capacidad de retener agua y mantenerse hidratada.

¿List@ para mejorar tu rostro de una forma relajante? ¡Te esperamos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *