Incontinencia urinaria femenina: Laser Fotona®

La incontinencia urinaria consiste en la pérdida involuntaria de orina. Quien la padece tiene una necesidad imperiosa y repentina de orinar pero es incapaz de retener el flujo urinario. Esto supone un problema que reduce nuestra calidad de vida. La presentan muchas mujeres tras embarazos, cambios de peso importantes, o al llegar la menopausia.

El principal síntoma de la incontinencia urinaria es la pérdida de orina al toser y estornudar, realizar actividades físicas o mantener relaciones sexuales. Vergüenza, inseguridad, inhibición afectiva y de la sexualidad, ansiedad, aislamiento social, son algunos de los estados que pueden acompañar a este estado.

Existen algunas medidas que pueden ayudar a retrasar la aparición de la incontinencia de orina así como prevenirla. Será bueno seguir una dieta equilibrada, evitar el sobrepeso y la obesidad, reducir el consumo de bebidas como el café, los refrescos y bebidas carbonatadas, el alcohol y los cítricos, entre otros.

Uno de lo métodos más innovadores, y que realizamos en Clínica Toscana, es la tecnología láser IncontiLaser® de Fotona® que permite tratar la incontinencia urinaria femenina de esfuerzo en los grados iniciales.

Esta técnica no requiere de ninguna cirugía y consiste en administrar la energía específica de este tipo de láser sobre el tejido de la pared anterior de la vagina y de la uretra, estimulando la producción natural de colágeno en este área.

Así se tensa y contrae dicho tejido de la mucosa vaginal, y aumenta el sostén de la porción distal de la uretra. Ello genera un aumento de la capacidad de continencia urinaria.


¿Cómo se aplica?

No se requiere ninguna preparación especial antes del tratamiento.

La sesión de láser se realiza de manera rápida e indolora gracias a la simple aplicación de una anestesia en crema y sin incisiones ni suturas. La recuperación es rápida y sin necesidad de analgésicos ni antibióticos. La paciente regresa inmediatamente a sus actividades diarias habituales.

Se suelen requerir 2 sesiones, espaciadas entre sí de 8 semanas.
Tras muchos estudios realizados y publicados se ha demostrado que se llegan a restaurar las funciones habituales de continencia, la paciente vuelve a sentirse seca: en 4 meses cerca del 70% de las pacientes consiguen una recuperación completa. Y, por supuesto, mejoran su calidad de vida.
Para las mujeres que tienen incontinencia de esfuerzo leve o moderada y deseen solucionar este problema de una forma definitiva y  sin tener que recurrir a la cirugía, éste es nuestro plan en Clínica Toscana, nuestra ginecóloga especialista os va ayudar!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *