S.O.S. ¡Celulitis!

Hoy vamos ha hablar de como combatir una de nuestras grandes enemigas: la celulitis.

Conocida como “piel de naranja”, (aunque médicamente se denomina PEFE: Paniculopatía Edemato-Fibro-Esclerótica), la celulitis no es otra cosa que una afección del tejido subcutáneo que provoca una alteración de la superficie corporal en diferentes zonas del cuerpo. Las más comunes suelen ser piernas y nalgas, aunque también puede localizarse en el vientre y los brazos. ¿Cómo identificarla? Cuando veas aparecer unas pequeñas hendiduras en la superficie de la piel, volviéndola irregular y con un aspecto característico “acolchado”, es que ha llegado.

La celulitis no entiende de tallas, y aunque es una patología benigna, no es fácil librarse de este antiestético problema que afecta a mujeres (mucho más expuestas biológicamente) y hombres. Y no hay que confundirla con la grasa localizada, que se trata de otra manera: hay personas sólo con piel de naranja sin grasa, con grasa pero sin piel de naranja, o ambas cosas.

Vamos a presentarte los tratamientos más eficaces.

  • Alidya®, un producto específicamente indicado para la prevención y tratamiento de la celulitis o piel de naranja. Se inyecta mediante mesoterapia en la zona afectada y está diseñado para neutralizar la actividad tóxica del hierro y favorecer su eliminación, así como para alcalinizar el pH del tejido y devolver el equilibrio a la estructura del tejido celular subcutáneo. Por ello combate las causas metabólicas de los cambios de la piel que producen esos antiestéticos “hoyitos”. 

  • Mesoterapia Anticelulítica. Este tratamiento ayuda mediante cócteles inyectables personalizados a activar la circulación local y a mejorar la estructura del tejido celular subcutáneo, que se ve alterado y ha dado lugar al aspecto acolchado de la piel. Suelen ser necesarias de 10 a 12 sesiones, siempre en función de cada caso, y después se recomienda realizar 1 sesión de mantenimiento cada mes. Cada sesión dura 10 minutos.
  • LPG Endermologie®. Es un procedimiento de masaje tisular mecanizado. El objetivo principal es el de tratar la celulitis difusa y mejorar la microcirculación de la piel, así como el drenaje linfático y la circulación sanguínea. Se comienza el tratamiento con 1 ó 2 sesiones semanales durante las 4 primeras semanas; se suele continuar con una sesión semanal, hasta completar unas 10 sesiones. Después se recomienda una fase de mantenimiento de una sesión mensual.
  • Presoterapia y Drenaje linfático manual. Ambas son terapias basadas en la realización de suaves ciclos de compresión-descompresión sobre diferentes partes del cuerpo con el fin de corregir el exceso de retención de líquidos y mejorar la circulación. Puede realizarse mediante una precisa técnica manual realizada por un terapeuta (drenaje linfático manual), o bien de modo mecanizado una máquina (presoterapia). Producen una activación de la circulación de retorno (venosa y linfática), estimulando la reabsorción de líquidos intersticiales y el drenaje hacía filtros orgánicos. Además, aumentan el aporte de sangre a la piel nutriendo los tejidos y facilitando así la regeneración de las células.

  • Micronutrición Permite seleccionar micronutrientes esenciales, capaces de favorecer la detoxicación del intestino y del hígado, mejorar la microcirculación de la piel, reequilibrar el pH interno, y combatir la inflamación del tejido celular subcutáneo, además de ayudar al organismo a protegerse de otros factores que favorecen el almacenamiento del exceso de grasa (estrés, falta de sueño, mala alimentación, etc.). Además de combatir la piel de naranja, aporta un verdadero concepto de Medicina Estética Preventiva: mejora el metabolismo para evitar que las causas que habían originado el problema lo vuelvan a hacer.

La celulitis puede producirse por múltiples factores (genéticos, estilo de vida, estrés, hormonas, circulatorios, etc.), así que su abordaje no es sencillo y en ocasiones deben asociarse varios de ellos. Además, existen diferentes grados de celulitis, así que un estudio personalizado de cada caso es la única manera de plantear un plan de acción específico para tu caso.

Plántale cara a la celulitis, te ayudamos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *