Prepara tu piel para estas vacaciones

Ha llegado la primavera y con ella los primeros rayos de sol. Ya tenemos aquí las vacaciones de Semana Santa y, por supuesto, la época en la que nos ponemos los trajes de baño y nos lanzamos a la playa o a nuestra terraza a tomar un poco de sol.

Hay que ser conscientes de la importancia de usar protector solar diariamente, no sólo cuando vamos a la playa, sino también, cuando hacemos deportes en el exterior o estamos expuest@s al sol durante varias horas.

 


El sol emite radiación ultravioleta (rayos UV), que llegan a la tierra en tres tipos de rayos solares: los UVC (ultravioleta C), los UVB (ultravioleta B), y los UVA (ultravioleta A). La intensidad de la radiación ultravioleta depende de diferentes factores: la altura del sol, de qué modo el suelo la refleja, la latitud y la nubosidad. Para encontrar el equilibrio entre exposición y protección, te ofrecemos estas recomendaciones:

  • Aplicar el protector solar 30 minutos antes de exponerte a él, y después, cada 2 horas, sobre todo si estás expuest@ al sol de manera directa.
  • Volver a aplicar el protector después de salir del agua.
  • Usar crema de forma generosa y esparcirla bien por todo el cuerpo.
  • Seleccionar el protector solar que mejor le vaya a tu tipo de piel pero siempre por encima de 50 FPS.
  • Utilizar sombreros. Además de estar de moda protegen de la exposición directa.
  • Utilizar gafas con cristales oscuros y de calidad y protegerse del sol bajo una sombrilla.
  • Procurar hidratarse lo más a menudo posible.
  • Evitar exponerse a los rayos solares de las 12h a las 16h.

 

Manchas en nuestra piel

La concentración de melanina en determinados puntos de la piel es lo que provoca  manchas en la piel y ello puede deberse a una disfunción de nuestro organismo o a la exposición solar abusiva.

Además del nivel de exposición solar y la protección que se haya usado, influyen factores hormonales como el embarazo, estar tomando ciertos anticonceptivos, la herencia genética, la edad, el uso de productos fotosensibilizantes (cosméticos con retinoides, vitamina C, perfumes) y la presencia de lesiones postinflamatorias (las rojeces del acné pueden convertirse en manchas).

Nuestra piel tiene memoria

 La piel, además de ser el mayor órgano de nuestro cuerpo y el que más nos protege de las agresiones externas, nos recuerda si la hemos o no descuidado a lo largo de nuestra vida. Pasados los años, esa piel dañada se convertirá en un conjunto de manchas que serán difíciles de borrar.

Por tanto, protegernos del sol nos garantiza la prevención de futuras enfermedades de nuestra piel.

Cuídala, y felices vacaciones de Semana Santa!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *