ducharse despues operacion estetica

Cómo ducharse después de una operación de cirugía estética

El proceso de higiene después de una operación de cirugía estética puede resultar algo más complicado que en estado normal, sin embargo no imposible. Hoy os traemos una serie de consejos a tener en cuenta llegado el momento, para evitar dolores y esfuerzos extra que no benefician en el proceso postoperatorio.

6 cosas que debes saber a la hora de ducharte después de una operación de cirugía estética

Nuestra movilidad después de ciertas cirugías como las de pecho o la abdominoplastia puede verse algo reducida debido a los puntos y molestias propias derivados de las mismas. Por ello, a la hora de ducharnos debemos tener en cuenta una serie de cosas que facilitarán esta tarea:

  1. La primera vez que nos duchemos después de una operación es importante que haya alguien en casa, pues necesitaremos que nos ayuden tanto a entrar como a salir.
  2. Revisa antes de nada las instrucciones que te ha dado tu cirujan@ y su equipo para tu intervención en particular. En caso de dudas, contáctalos antes de ducharte. Y, si es el caso, protege los puntos con film plástico de cocina para no mojarlos, salvo que te hayan indicado otra cosa.
  3. Aunque pueda parecer que ducharse sentado -bien en el suelo de la ducha o bañera, o bien en una silla- vaya a ser más llevadero, no siempre es así. En muchos casos levantarse puede llegar a ser complicado y doloroso debido a que los puntos pueden tirar, por ello esta opción no es siempre recomendable.
  4. Lavarse el pelo uno mismo no es la mejor de las ideas puesto que tan solo levantar los brazos puede resultar contraproducente. Por ello, la mejor opción es que alguien nos ayude a lavárnoslo para evitar hacer cualquier tipo de esfuerzo.
  5. Después de la ducha es muy importante que apliquemos crema hidratante en la zona intervenida con extrema suavidad, excepto en la zona de puntos, puesto que una buena hidratación es fundamental para el proceso de recuperación. Salvo que, de momento, nos hayan aconsejado no utilizar cremas.
  6. Alégrate! Cuando ya te autorizan a ducharte, quiere decir que el proceso evoluciona a la perfección!

Si tras la ducha notas cualquier tipo de molestia o incidencia, no dudes en contactar con el equipo médico para que valoren si es algo normal. Es lo habitual.

¿Estás preparad@ para dar el paso? Si tienes cualquier duda, ¡no dudes en preguntarnos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *